Compuesto por dos pequeñas islas, este sitio resulta ser un verdadero paraíso caribeño gracias a sus  playas de arena blanca y aguas clara color turquesa, sus bosques de coco, sus arrecifes coralinos y por la inmensa tranquilidad de su entorno.

Está la Big Corn Island, con sus barrios y las colinas que sobresalen de su superficie bastante plana; y hacia el Norte está la pequeñita Little Corn Island, menos poblada y mucho más apacible. Ambas cuentan con servicios de hoteles y restaurantes.

La cultura de la isla es típica del caribe cuya celebración autóctona más importante es La Fiesta del Cangrejo, que se da el 27 y 28 de Agosto. Su bailable música anima a cualquier turista que la visita.

En  Corn Island se puede hacer diversas actividades como snorkeling, Paddleboard, buceo y así poder observar a través de sus aguas cristalinas los arrecifes de coral. Por otro lado salir a caminar en sus angostas calles o bien andar en bicicleta puede ser una actividad más pasiva a realizar pero no deja de entretener al que lo practica.

Para llegar al sitio puede hacerse de dos formas. La primera es una gran aventura, consiste salir de la capital via terrestre hasta la ciudad del Rama, la cual se ubica aproximadamente a 4 horas de camino, ahí se toma una lancha que los conduce por el majestuoso rio escondido hasta llegar a la ciudad caribeña de Bluefield.

Aquí se puede tomar dos decisiones la primera es ir en ferry hasta Corn Island sobre mar abierto o bien irse en avión cuyo vuelo máximo es de 20 minutos. La segunda opción de viaje es salir en avión desde la ciudad capital hacia la isla cuyo vuelo es de 50 minutos.